1998 – Napster, gratis total

julio 25, 2010

Y sí, parece que fue ayer cuando descargaba mi primer MP3 desde un naciente Napster en mi primer computadora decente: una HP Pavillion con una conexión barbara de 56K. Algún tiempo después me pavoneaba de casi 300 GB descargados con el Emule. Hoy ya un poco alejado del mundo P2P, los blogs e internet puedo decir que Napster es pionero y martir.

Por alla de 2000 se popularizó el programa de Shaw Fanning, un estudiante de informatica que en la necesidad vió la invención, se carecía por entonces, precisamente de eso que Napster hacia tan bien: compartir música. Fanning gustaba de hacer la siesta, y por darle honor a quien honor merece, se echo mano de su pseudonimo para nombrar el programa (nap=siesta, por cualquier despistado). Su crecimiento fue exponencial, logrando 26.4 millones de usuarios en menos de un año y fue aqui, donde surgieron los primeros interrogantes, las primeras molestias, los primeros roces con lo establecido; todo cambio duele.

Demandas por derechos de autor, basicamente. Napster permitia tener canciones gratis sin necesidad de comprar el CD. ¿Se estaría infringiendo la ley? Los usuarios sentían el derecho de hacerlo ante la caida de la industria discográfica, discos con una o dos canciones rescatables ciertamente no es la mejor estrategia de venta. Pero la justicia en julio 2001 determinó que sí, los usuarios infringian los derechos de autor y Napster ayudaba: Napster debería cerrar sus servidores. Y así fue. Napster hoy día es una tienda bien establecida, nada del anarquico ayer, pero el espiritu, la visión de aquél chaval hoy día en cuanto influencia no tiene comparación, todo un séquito de clientes P2P lo agradecen.

La pregunta obligada, ¿Qué diablos hace Napster en una lista de Los 50 momentos que cambiaron la historia del rock and roll? Y la respuesta no es nada sencilla según lo entiendo. Puede argumentarse que mientras a más gente llegaba la música, más gente se sentía motivada e inspirada por ella. De igual manera, también se provocó un crecimiento en las asistencias y organizaciones de conciertos. La música en vivo era demandada una vez que el trabajo de estudio era examinado. Las”descargas ilegales” -saneando la ignorancia y el miedo a lo desconocido, al cambio- han demostrado incrementar las ventas si el contenido vale la pena y los conciertos que son el verdadero medio economico sustentable del artista.

También es interesante mencionar como Napster sembró la semilla de un cambio mayor:  la forma en que son distribuidos los contenidos. Un medio de comunicación como lo es Internet encontró esta potente ventaja en la distribución libre de medios a través del P2P. Por primera vez los incipientes artistas -vease aqui a los jovenes entusiastas, siempre optimistas pero sin recursos- podían saltarse a la disquera, al representante y aún así -mejor dicho, de mejor manera- acercarse a sus escuchas, a su público. De esta forma, no sólo se proporcionaba un excelente medio para promocionarse, publicitarse, sino que a la vez saltaban al intermediario y evidentemente la torta de pastel llegaba con menos mordidas.

Hoy en día está existiendo  -y habló por México, tercemundista atrasado, ni modo- un cambió del medio, de la forma y calidad en que recibimos los contenidos. Hoy día, por ejemplo, no es necesario estar en modo de espera para ver nuestra pelicula o serie favorita, ni para escuchar aquella canción tan buena del supermercado. Hoy día se elije que se quiere ver/escuchar y el momento en que se quiere hacerlo. Este es sin duda el cambio más radical y de mayores alcances. Ya no somos victima de los medios viendo lo que ellos quieren. La cultura de los individuos está intimamente relacionada con lo que se lee, ve y escucha. Si el día de hoy podemos elegir a traves de un emule, un ares, unos blogs, una wikipedia, mejores contenidos y de acuerdo a nuestros intereses, deseos, apetitos; no hay duda que se mejorará como persona: se podrá desarrollar un individuo que al no estar sujeto ni regido podrá pensar. En este sentido creo el verdadero sentido de Napster en está lista. La música tendrá que mejorar, así como el cine, la literatura, las artes y la vida. Eso hace la cultura, la cultura libre.

Enlaces:

+ La amada wikipedia con el articulo de Napster.

+ Breve historia de Napster en Netpirate.

+ El clásico libro de Lawrence Lessig, Cultura Libre, donde se abordan las formas como los “grandes” han temido que el becerro de oro este demasiado suelto. Desde el casette, el VHS, hasta medios contemporaneos; altamente recomendable.

+ Otro digital interesante Copia este libro de David Bravo, tendido un poco hacia el Derecho, pero la maestria, la amenidad y la gracia van perfectamente de la mano con la ironía sarcastica para denunciar los culpables de la centralización y los fanaticos del copyright.

About these ads

One Response to “1998 – Napster, gratis total”

  1. Carlos Says:

    Soy Carlos, colaborador de Printcolor (http://www.printcolorweb.com), imprenta digital especialista en libros. Tu blog ha sido seleccionado en la promoción “Tu primer libro gratis” y te regalamos la impresión gratis de tu libro, a cambio de que publiques en tu blog un comentario positivo sobre nuestros servicios. ¿Te interesaría? Para cualquier duda puedes enviarme un e-mail a info@printcolor.es


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Blogissimo
  • Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    A %d blogueros les gusta esto: